Archivos para 27 diciembre 2010

Por el Derecho a Morir Dignamente.

El término eutanasia deriva del griego: “eu”(bien) y “thanatos”(muerte). Se trata de todo acto u omisión cuya responsabilidad recae en personal médico o en individuos cercanos al enfermo, y que ocasiona la muerte inmediata de éste con el fin de evitarle sufrimientos insoportables o la prolongación artificial de su vida.
El concepto de DIGNIDAD HUMANA se invoca tanto para defender la eutanasia como para rechazarla.
Así, para los defensores de la eutanasia, la dignidad humana del enfermo consistiría en el derecho a elegir libremente el momento de la propia muerte; para sus detractores, la dignidad humana obliga a oponerse a la eutanasia, por considerarlo una arbitrariedad humana frente a un problema moral, fundamentado en la religión, para ellos la elección de la muerte es una decisión exclusivamente Divina.
Evidentemente, tras este uso equívoco del término dignidad humana subyacen distintas concepciones del ser humano, de la libertad, de la ciencia médica y del conjunto de los derechos humanos.
Según Paul Kurzt: La eutanasia descansa sobre un principio ético básico para la democracia: el derecho a la privacidad. Este tiene su raíz en la idea de libertad personal. Adquiere mayor significado en las sociedades abiertas, pluralistas y democráticas, donde coexisten posturas, creencias religiosas, y sistemas de valores contrapuestos, y donde tenemos la obligación de ser tolerantes con las diferentes convicciones éticas.
El derecho a la privacidad es un principio ético general “prima facie” ganado recientemente. La gente no reconoció su autenticidad sino hasta, digamos, dos o tres siglos atrás. El derecho a la privacidad es un derecho humano según el cual la sociedad debe respetar la opción que tiene un individuo para manejar su propia vida. El cuerpo de una persona, sus posesiones, creencias, valores, acciones y conducta son zonas donde la sociedad no debería entrometerse sin una buena razón.
El derecho a la privacidad, por lo tanto, depende del valor que le otorguemos a la autonomía personal, es decir, a la libertad de elección voluntaria y al reconocimiento de la importancia de la responsabilidad individual. El derecho a la privacidad no es ilimitado y, bajo ciertas condiciones, la sociedad tiene autoridad para restringirlo ateniéndose al bien común. Sin embargo, es un principio general que deberíamos respetar a menos que haya sólidas objeciones para sostener lo contrario. No coincido con aquellos libertarios que desean transformarlo en un derecho absoluto.
A la vez, a mi juicio creo que también podemos defender la eutanasia en otros terrenos éticos. Por ejemplo, toda vez que sea posible, tenemos el deber de reducir el sufrimiento innecesario, aplicándolo a los individuos independientemente del derecho a la libre elección. Sin embargo, el derecho a la privacidad implica que una persona debería tener potestad sobre su cuerpo, su nutrición y salud, y, en lo posible, que se le debería consultar sobre el tratamiento de sus propias enfermedades. Ello supone un principio de autodeterminación con respecto a los problemas que surjan en el contexto del tratamiento médico. Este principio se aplica a la eutanasia. Aquellos individuos que están agonizando, gravemente enfermos, deberían tener el derecho de negarse al tratamiento y pedir ayuda para aliviar el sufrimiento y adelantar la muerte.
Deseo destacar que la eutanasia voluntaria se aplica sólo a personas moribundas, es decir, sólo a la gente con enfermedades terminales o con lesiones que la lleven a estados terminales. No se aplica a todo el mundo en cualquier circunstancia. Mi punto de vista es que no se puede utilizar la eutanasia a menos que la persona ya haya entrado en el proceso de la muerte. Llegado este punto, el moribundo decide -según su criterio- que su calidad de vida se ha deteriorado tanto que no quiere seguir viviendo y sufriendo y, habiendo sopesado las opciones, decide morir.
Estas consideraciones se aplican, por supuesto, a la eutanasia pasiva. Es difícil comprender cómo alguien podría oponerse a la eutanasia pasiva. Supongo que en el debate actual casi todo el mundo apoya algún tipo de eutanasia pasiva, lo cual significa que no se debería apelar a ningún medio extraordinario para mantener viva a una persona que se opone a seguir viviendo.
A mi modo de ver, debería suceder lo mismo con la eutanasia activa. Aquí reside hoy el eje de la controversia. ¿Qué significa eutanasia activa? Uno podría preguntarse si una sociedad pluralista y democrática, que nos permite elegir y optar, debería conceder a una persona que se está muriendo o tiene una enfermedad terminal y pide ayuda para adelantar el final de su vida, que se cumpla su voluntad. Ello se puede implementar incrementando las dosis de analgésicos o retirando la nutrición por S.N.G. o cualquier otro sistema de soporte artificial. Lo que resulta difícil es marcar el límite entre eutanasia activa y pasiva. Para ser claros, vayamos a un extremo: eutanasia activa significa que si alguien está agonizando y ruega para que lo ayuden a morir en paz y con dignidad, tenemos la obligación moral -y tal vez el derecho legal- de reconocer dicha elección voluntaria.
Según mi opinión, sería mejor si todos estos asuntos se mantuvieran en privado, dentro de la familia, y se dejara a los individuos decidir por sí mismos consultando a sus médicos. Tanto la eutanasia activa como la pasiva se vienen practicando desde tiempos inmemoriales. El problema se ha exacerbado recientemente porque mucha gente -que en condiciones normales habría muerto- puede seguir viviendo mucho más tiempo que en el pasado debido al poder de la ciencia y la tecnología modernas. Es precisamente el tremendo progreso de la ciencia moderna lo que nos ha llevado a este dilema moral. La verdadera pregunta no es si deberíamos dejar morir a una persona sino si deberíamos permitir que se la mantenga viva. En ambos casos estamos interviniendo en procesos naturales. Creo que podemos y debemos hacerlo. Con todo, es preferible que esta decisión permanezca en el ámbito privado. Pero -considerando que pueden existir malos usos y abusos- la sociedad se debe comprometer para que nadie abuse de los derechos de las personas y nadie viole el derecho a la vida. Por lo tanto, necesitamos una protección legal elaborada democráticamente.
Finalmente es recomendable establecer y registrar dicha expresión sobre la ultima voluntad en un documento de instrucciones previas, testamento vital u otras herramientas, así como de manera verbal, lo que evitaría conflictos (como el encarnizamiento terapéutico) que no contribuyen a mantener una calidad de vida y de muerte.

, , , , , , , ,

6 comentarios

Viva la Escuela Moderna – Francisco Ferrer i Guardia, en TVE La 2

Os dejo un excelente documental sobre Francisco Ferrer i Guardia.
Sobran las palabras.

, , , , , ,

2 comentarios

La Institución Libre de Enseñanza

Hace unas semanas un amigo, en un debate, apuntaba que necesitábamos de principios morales en la Escuela y que esos Valores estaban en crisis. En nuestra sociedad actual y en estado de crisis; ¿Donde podemos buscar esos Valores?

Habría que buscarlo en los Fundamentos de la pedagogía de la Institución Libre de Enseñanza.

En 1843 el profesor Don Julián Sanz del Río introduce en España la Filosofía de Federico Cristian Krause.  Francisco Giner de los Ríos, discípulo de Sanz del Río, Fernando de Castro, Nicolás Salmerón, Gumersindo Azcarate y otros profesores, siguen la escuela krausiana.

Castelar escribe unos artículos contra la iniciativa de la Reina Isabel II de enajenar los bienes del Real Patrimonio para dar una tercera parte al Erario, y el Gobierno le priva de su Cátedra.

El grupo de profesores krausistas protesta por esta decisión, de forma inmediata Sanz del Río y Fernando de Castro son destituidos de sus Cátedras abriéndoles en 1867 un expediente. Durante la Primera Republica se sientan las bases de lo que seria la futura Institución Libre de Enseñanza pero la restauración Monárquica de Alfonso XII y las presiones de su ministro de Fomento Manuel de Orovio hacen que se sean encarcelados los profesores más liberales y se les priva de forma definitiva de sus cátedras. En vista de tan dramática medida Giner, Azcárate,  Salmerón, y Figuerola entre otros fundan en 1876 una Institución Libre de Enseñanza (ILE) que se dedica a la Superior y Secundaria en un principio y cuyos bases es la neutralidad religiosa y política; así como la independencia total de Estado y de toda comunión religiosa o de escuela filosófica. La falta de medios y la negativa del Estado a reconocer oficialmente los estudios realizados en el nuevo centro obligan a Giner a prescindir de la Enseñanza Superior en 1882, limitándose a una escuela de niños, cuyos métodos corresponden a la que se ha llamado “escuela activa”, y dando primacía  a la educación sobre la enseñanza. La finalidad de la Institución es formar hombres y la ética tiene primordial importancia.

El proyecto pedagógico de la ILE es un proyecto total, una tentativa de trasformación global en la que conviven una ponderada visión de lo político, de lo social, de lo científico, y de lo religioso, disciplinas todas entrelazadas de forma armoniosa y fundiéndose entre si en una autentica concepción del Mundo y La Vida. En esa conceptualización ocupa un lugar central el “nuevo hombre”: Un sujeto crecido y formado en una suerte de humanismo integral que recuerda por momentos a algunos rasgos del humanismo del Renacimiento. En aquel momento, en aquella España no se necesitaba de Leyes, ni Lideres, ni Revoluciones lo que necesitaba era de “Hombres”, pero hombres formados en Principios.

Entre muchos métodos formativos destacaría uno a modo de paradigma. El “Método Intuitivo”; es extremadamente difícil definir o sintetizar lo que llegó a ser este método en la ILE. La intuición era tanto un Don del Educador como una vía de relación del niño con el mundo. El educador asumía intuitivamente los caracteres originales y personalísimos del discípulo e iba estimulando su desarrollo, secundando su actividad, alimentando su maduración… dejándole hacer.  Para tal finalidad se servia de la totalidad de las plurales y complejas provocaciones que ofrecía la vida real: la naturaleza, el arte, la familia, la industria, etc. Se trata de una enseñanza activa, porque el maestro tiene misión de iluminar y alimentar la fuerza personal del educando; se trata, por otro lado, de una educación individualizada, porque huye del uniformismo, acentúa y potencia su personalidad original. Bartolomé Cossío se oponía de forma radical a lo que él llamo procedimiento de estampación, el que utiliza el maestro-poseedor de la verdad contra el alumno calladito y neutro con un inexistente espíritu critico e inconformista. Por esas mismas razones también se opone al libro de texto cuya deglución a “fuerza de codos” aplasta de forma tajante las tentaciones de curiosidad estudiantil por la consulta y contraste de otros libros diferentes. Para Giner y Cossío la enseñanza debe ser lo contrario a eso: Tiene que ser una excitación permanente a la actividad, a la curiosidad, a la búsqueda; en suma, no enseñar las cosas, sino ensañar a descubrirlas y hacerlas. En la ILE se intenta enseñar a través del goce de lo activo, nunca con puras teorías, sino a partir de experiencias personales con la naturaleza, el arte, las ideas… Naturalmente se opone a la masificación de las enseñanzas. Un número reducido de estudiantes es una condición inexcusable para desarrollar este tipo de pedagogía. El numerus clausus no aparece aquí como una estratagema de clasismo: es un punto de partida sin el cual es imposible la pedagogía. La idea de tolerancia, y de libertad de conciencia que es asumida en la Institución como inspiración central, deriva también de esa confianza incondicional en la naturaleza humana.

Un ejemplo practico de esta Filosofía lo podemos ver en la película  “La lengua de las mariposas”  se trata de una cinta de cine español dirigida por José Luis Cuerda. Su argumento y de forma muy sucinta seria el siguiente: Narra la vida escolar de la Galicia de 1936. Moncho empieza la escuela, pero tiene miedo: Ha oído decir que los profesores pegan… Pero se encuentra con un maestro simpatizante de ideas liberales y republicanas y que va a ser víctima de los terribles acontecimientos de la época, en concreto del triunfo de la sublevación fascista en ese pequeño pueblo gallego. La vida del pueblo transcurre en una época marcada por el inicio de la Guerra Civil.

Ese mundo, el de Giner de los Ríos, y el de “La lengua de las mariposas”, se plasma hoy día  y de forma distinta, en los problemas burocráticos, administrativos y semioticos que distintos Gobiernos Autonómicos, junto a los sectores más reaccionarios y cavernícolas de la Educación  tratan de fomentar con el  único fin de torpedear y minar el proyecto y la realidad de la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Su ausencia en los programas curriculares augura una futura sequía de ciudadanos serios, responsables y comprometidos, capaces de afrontar con éxito las necesidades de la Nueva Sociedad del siglo XXI.

, , , , , , , ,

2 comentarios

La libertad de Julian Assange – Documental sobre WikiLeaks y opinión

La Libertad no tiene precio, pero en este caso si, y son 280.000 Euros. Es el precio pagado por la fianza de Julian Assange, un hombre al que muchos gobiernos, instituciones y empresas lo querrían muerto.  La campaña de descrédito sufrida por distintos gobiernos y por grupos mediáticos afines ha sido brutal.  El interés de la Fiscalía Sueca por extraditarlo es muy sospechosa de estar actuando bajo la presión del Tio Sam. El apoyo popular, transferido a la www,  ha sido también espectacular. Como un inevitable choque de trenes, de un lado la Luz de la Libertad, y del otro las Tinieblas las de Dictaduras.

En esta larga guerra, de momento, la razón y la decencia pudo descubrir un rayo de luz. Acusar a  Julian Assange de espionaje es matar al mensajero, vieja formula de solución romana. A mi juicio es, sencillamente, como acusar al inventor de las cerillas del incendio de un hogar; o al inventor de la navaja del último asesinato cometido por arma blanca.

Tal vez las revelaciones de WikiLeaks, tanto las presentes como las futuras, sean la versión moderna  de un testimonio divino y  Julian Assange, con su teclado, nuestro nuevo Profeta.

El vídeo esta en ingles, con subtitulos en español.

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Japón. El paraíso inodoro

En septiembre del 2009  estuve unos 20 días en Japón. Una Nación apasionante, y que poco a poco la vamos conociendo por gente como Kirai, sin duda, la mejor pagina para los que estáis interesados en iniciaros en la Cultura Nipona.

Japón es la Meca de los Geek, entre los que me incluyo sin ningún complejo, un paraíso para los amantes de la tecnología, donde aprecian también lo propio y lo foráneo,  como ejemplo la  Apple Store,  en Ginza, es de las que mas vende del planeta. Recuerdo estar en la misma un sábado por la tarde, y la cantidad de nativos que estaban probando los iPhone , MacBooks y demás maravillas de la mente de Steve Jobs. Es una Nación, sin duda, ordenada y limpia en su mas amplio sentido de la palabra.

Una de las sensaciones siempre difíciles de describir son los olores. Pues bien, Japón y los japoneses son inodoros, así de sencillo y rotundo. Es algo que casi lo percibes desde que pisas el gigantesco  Aeropuerto Internacional de Narita. Japón carece de olor y los japoneses también. Es una Nación muy ruidosa, llena de colores pero inodora. Cuando paseaba por el mayor mercado de pescado de mundo, el Mercado de Tsukiji, llama la atención, entre toneladas de variado pescado,  la ausencia de olores. Todo es muy lavado y re lavado, el agua siempre fluye y casi todo la mercadería se vende viva o sacrificada al instante.  La siguiente imagen, sacada a las 6.00 de la mañana, es de uno de sus múltiples pasillos.

Esa ausencia de olor se hace manifiesto en casi todos los sitios, y en algunos se agradece, como en los autobuses y metro. Afortunadamente nada que ver con los olores a pachuli, aromas del Mercadona, a sudor y a pies que perfuman nuestros transportes públicos. La mayoría de los desodorantes que se venden son de olor neutro . Un consejo final de amigo, si tienes que hacer un regalo a una novia/o japones no regales perfume. Nunca se lo pondrá, apenas se venden perfumes entre los nativos y puede sentirse ofendida/o.

, , , , , , , ,

2 comentarios

Razones para empezar con un Blog

Hola. Te doy la bienvenida.
Este es en realidad el primer mensaje de mi Blog.
Como sabéis casi siempre usaba solo el Facebook como herramienta de comunicación. Con el tiempo he comprobado que es un excelente medio de comunicación (en la blogosfera) pero con limitaciones.

En estos últimos días hubo dos cosas que me han animado a dar este paso.
Mi primera acción fue el volver a trabajar con la cuenta de Twitter @joserracueva, a raíz de la huelga salvaje o mejor el SABOTAJE de los controladores aéreos en España. En esos dias me di cuenta del poder de esta herramienta; me gustó mucho su dinamismo y el caudal de información que emanaba… Sin duda en situaciones de crisis Twitter se pone a la altura de las circunstancias.
La segunda situación, para iniciar mi actividad blogera y twittera, fue el caso WikiLeaks y la detención de Julian Assange. Me pude informar por Twitter antes que por los medios tradicionales. Me uni a la campaña de hashtags de #wikileaks, #cablegate, etc
Mi sensación fue gran la precariedad y la arbitrariedad de nuestras democracias, y la necesidad de aportar mi pequeña contribución en contra toda limitación y recorte de nuestras Libertades Individuales y nuestros Derechos Civiles.

, , , , , , ,

8 comentarios