Archivos para 30 agosto 2011

Movimiento “Slow Food”: Volver a los orígenes.

En Bra, al Norte de Italia, nace en 1986 el movimiento SLOW FOOD. Se trata de un movimiento internacional que se contrapone a la estandarización del gusto y promueve la difusión de una nueva filosofía del gusto que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguardia de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud. En nuestro Estado esta representado en la Web  SLOW FOOD ESPAÑA.

El movimiento, a nivel internacional, está liderado por Carlo Petrini, fundador del mismo,  persona comprometida con la gastronomía tradicional y el “savoir faire”.

En Alicante se están perdiendo productos autóctonos como el TOMATE DE MUTXAMEL un autentico majar que cada vez es mas difícil de encontrar ejemplares de calidad optima. En ese intento de recuperación del tomate autentico es de destacar la importante labor que hace Maria Jose San Roman en sus Restaurantes. Junto con el botánico Santiago Orts han dignificado y elevado a los altares gastronómicos este singular producto. Desde aquí mi mas sincera enhorabuena por abordar este interesante e inteligente proyecto.

Es, sin duda, el camino a seguir por parte de la Restauración Alicantina. En palabras de Carlo Petrini: “Cocina basada en un producto bueno, limpio y justo”. Una alternativa a la Macdonalización que tanta hegemonía tiene en la Geografía Gastronómica.

Os dejo un vídeo, a modo de resumen, sobre algunas iniciativas de Slow Food España; y desde aquí invito a dignificar todos esos productos locales alicantinos, que desde la humilde JUDIA DE MANTECA  a la lujosa GAMBA ROJA DE DENIA no podemos permitir su perdida en nuestras mesas.

 

 

Anuncios

, , , , , , ,

4 comentarios

Una reflexión sobre la JMJ (Católica)

Durante la semana del 15 al 21 de agosto se ha celebrado en Madrid la Jornada Mundial de la Juventud (Católica). La organización de la JMJ ha sido motivo de una serie de protestas, sin precedentes similares, en todo el Estado.

Entre los multiples motivos de protestas ha sido el elevado coste en la organización de dicho evento. Se calcula que entorno a los 50 millones de Euros. Al margen del debate, sobre el gasto que ha generado la JMJ en las arcas públicas, es evidente la crisis que sufre la Religión Católica en nuestra Nación.

Esta situación de crisis se manifiesta en la incapacidad de autogestionarse, desde un punto de vista financiero, y la necesidad de seguir manteniendo importantes privilegios desde las instituciones públicas. España, en teoría, es un Estado aconfesional; pero nadie duda de la presencia e influencia del mundo católico en el ambito de lo público.

Mucho cambió la Iglesia. Yo conocía algo del mundo cristiano en los años 80, y era sustancialmente diferente al actual. Ese mundo cristiano cambió tanto en el fondo como en la forma… o tal vez cambié yo….No se… pero las obras de autores, que en aquel tiempo eran un referente teológico, como Hans Küng, Leonardo Boff o Ignacio Ellacuría,  han sido condenadas a la Hoguera del siglo XXI, que es la del SILENCIO. Es la respuesta de la antigua Inquisición, hoy llamada Congregación para la Doctrina de la Fé.

La Iglesia actual sufre una severa dislocación entre las practicas de los que se dicen católicos y lo que dicta las jerarquía eclesiástica.  Hay una realidad social en la que, por fortuna, han quedado desarraigados los valores absolutos por otros mas relativos. Donde han pasado al discreto olvido los dogmas y determinadas exigencias de La Iglesia. Por otro lado los constantes escándalos y la ocultación de los mismos han dado pie a la duda en la gestión de los recursos “espirituales” y morales. 

En nuestro Estado hay una tendencia, firme y contrastable, en la que crece una sociedad menos creyente y mas racional. Es una prueba, sin duda, de modernidad y de madurez evolutiva. Pero los intereses materiales  de La Iglesia siguen estando aquí, en nuestro Mundo. Desde unas instituciones educativas, que funcionan con unos criterios estrictamente empresariales, a otras de tipo caritativo. Con unos discursos muy contrapuestos y contradictorios entre ambos proyectos.

En resumen; La Iglesia lleva años en retroceso, pero se resiste a perder los privilegios que detenta desde la época de Franco.  Urge la necesidad de profundizar más entre la separación  Estado – Religión. Necesitamos la consecución de un Estado Laico verdadero, superando el concepto de Aconfesionalidad.  Conseguir un sano laicismo es, sin duda, uno de los retos principales de nuestro Siglo XXI.

Os dejo un vídeo sobre la figura de Ignacio Ellacuría; y sacad vuestras propias conclusiones, los que sean católicos, sobre que modelo de Iglesia es el mas justo. 


, , , , , , , , , , ,

12 comentarios